El peor enemigo de la madera

El agua.

Sin duda, lo peor que le puede pasar a la estructura de madera de un edificio es entrar en contacto con el agua, si no ha sido debidamente preparada para ello.

Un elevado contenido de humedad crea las condiciones necesarias para la aparición de hongos e insectos xilófagos que se alimentan de la madera, destruyéndola paulatinamente.

En la siguiente fotografía se muestran los daños que este ataque puede causar sobre las vigas de madera de un edificio.

Daños en forjado de maderaEn algunos casos, las viguetas prácticamente han desaparecido, anulándose su función resistente.

Además, en muchos casos, estos daños permanecen ocultos tras falsos techos o guarnecidos de yeso, de lo que se deduce de la importancia de realizar buenas inspecciones a fin de detectar lugares donde estos daños pueden residir.

En estos casos, las viguetas quedan inutilizables, siendo la única opción de reparación la retirada de las mismas y su sustitución por vigas de acero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.