Micropilotes para recalce de cimentaciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un micropilote es un pilote de diámetro pequeño, entre 75 y 300 mm, perforado «in situ» verticalmente o con ligeras inclinaciones. Básciamente, está constituido por una armadura de acero que se aloja en un taladro rellenado con mortero o con lechada de cemento.

Su principal aplicación es el refuerzo o recalce de cimentaciones existentes, aunque también se pueden emplear en obra nueva o para ejecutar pantallas de contención.

Los micropilotes se pueden ejecutar en espacios muy reducidos, atravesando cimentaciones existentes de cualquier material y reduciendo al mínimo las alteraciones ocasionadas a éstas y al terreno sobre el que descansan

¿QUIERES CONSULTARNOS ALGO?

  • Si deseas aclarar o comentar cualquier aspecto del artículo anterior, puedes usar la sección de comentarios del blog.
  • Si deseas realizarnos una consulta sobre un caso concreto, puedes usar nuestro servicio de consultoría on-line.
  • Si piensas que podemos trabajar junto, contacta con nosotros para explicarnos tus necesidades y solicitar un presupuesto.