Pasar la ITE en Salamanca

pasar la ITE en Salamanca

En este artículo vamos a hablar acerca del procedimiento para pasar la ITE en Salamanca.

La Inspección Técnica de Edificios o Construcciones es una inspección periódica de carácter obligatoria de las construcciones cuya antigüedad supere los 40 años, con la finalidad de determinar su estado de conservación y las condiciones mínimas de seguridad y salubridad.

El procedimiento de la ITC se encuentra regulado en la “Ordenanza Municipal reguladora de las Inspecciones Técnicas de Construcciones“, que tiene por objeto regular la obligación de los propietarios, personas físicas o jurídicas titulares de las construcciones, de realizar la inspección de las mismas en cumplimiento de la normativa vigente. En el caso de viviendas o locales integrados en una Comunidad de Propietarios, el deber de inspección corresponde a la propia Comunidad.

La inspección se llevará a cabo por técnicos competentes, principalmente arquitectos y aparejadores para edificios de uso residencial, ajustándose a los principios de imparcialidad, objetividad e independencia, así como al de veracidad en las manifestaciones que en ellos se contengan respecto del estado real del inmueble.

La inspección deberá consignarse en un certificado suscrito por el técnico que realice la inspección técnica, al que se adjuntará siempre un informe anexo. Dicho certificado indicará el resultado de la inspección que será favorable o desfavorable, según proceda.

Una vez realizada la inspección por el técnico inspector y dentro del mes siguiente al vencimiento del plazo en el que deba realizarse, el propietario del inmueble inspeccionado deberá presentar en el registro municipal el Certificado de la inspección técnica y su informe anexo en el que se expresará claramente el resultado de la inspección, sea favorable o desfavorable, incluyéndose en este caso las medidas que se dictan para subsanar las deficiencias.

En caso de que el resultado fuera DESFAVORABLE, dado que no se alcanzan las condiciones mínimas de seguridad y salubridad exigidas, el propietario está obligado a solicitar en el plazo de tres meses la correspondiente licencia municipal para realizar las obras propuestas en el informe anexo de la inspección técnica y a iniciarlas y ejecutarlas en los plazos previstos.

La ITC no es ningún impuesto municipal. Para presentarla ante el Ayuntamiento solo hay que abonar una tasa por gastos de tramitación.

Se trata de una revisión del edificio, por lo que el propietario o la Comunidad en su caso, deberá de acordar el precio con el técnico competente al que contrate para realizar dicha inspección, que dependerá tanto de sus características estructurales y constructivas, superficie así como de la complejidad de la inspección.

Las obras que fuesen necesarias para acreditar una ITC con resultado favorable, dependerá del alcance y magnitud de las mismas. El propietario del edificio o la Comunidad en su caso acordará directamente las obras con la empresa o profesionales que hayan de llevarlas a cabo.

Si necesita contratar a un técnico para realizar la ITC de un inmueble, PINCHE AQUÍ

Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.