Humedades en sótanos y garajes

Las plantas bajo rasante de los edificios suelen ser especialmente problemáticas a la hora de controlar la filtración de humedad al interior, debido fundamentalmente a tres motivos:

  • La exposición a la humedad no se da solo por la parte superior (cubierta), sino que podemos tener filtraciones también por los laterales (muros de contención) e incluso desde el suelo (solera).
  • Al ser una zona destinada a espacios no habitables, se le suele prestar una menor atención a la hora de ejecutar los sitemas de impermeabilización, sobre todo y como veremos, en aquellos puntos singulares que a la sazón son los más propicios para sufrir humedades.
  • Por el mismo motivo, los recursos destinados al mantenimiento de estas zonas son también más limitados que los destinados al resto del inmueble, por lo que el paso de los años suele tener una mayor incidencia en los sótanos que en las plantas sobre rasante.

A continuación vamos a describir los puntos más frecuentes que suelen provocar filtraciones de agua en los sótanos.

HUMEDADES A TRAVÉS DE SUMIDEROS


Todo un clásico, en la mayor parte debido a la ausencia de cazoleta adecuada que remate la impermeabilización en este punto, o a una mala colocación de la misma y de los refuerzos necesarios de las telas impermeables.

Su solución pasa por levantar el sumidero y un cuadrado de 1 m x 1 m de pavimento alrededor hasta llegar a las telas de impermeabilización y realizar el remate en este punto adecuadamente.

humedad sumidero

HUMEDADES A TRAVÉS DE JUNTAS DE DILATACIÓN


También bastante habituales, debidas al incorrecto tratamiento con refuerzos en forma fuelles en las telas asfálticas o puenteos adecuados en otros sistemas. Suele achacarse muchas veces al deterioro del sellado de la junta a nivel del pavimento, pero el problema real suele estar por debajo del mismo.

La solución pasa por levantar el pavimento en un cajeado a ambos lados de la junta de dilatación y ejecutar correctamente el remate de la impermeabilización en esta zona, con sus correspondientes refuerzos en forma de fuelle.

humedad junta dilatacion

HUMEDADES A TRAVÉS DE PASOS DE INSTALACIONES POR LOS MUROS


Otro habitual punto de filtración de agua. Puede afectar a todo tipo de instalaciones: fontanería, eléctricas, saneamiento. Se debe a la falta de un correcto sellado de estos puntos, o al uso de productos adecuados.

Su solución pasa por retirar los materiales de sellado antiguos y aplicar productos específicos de sellado o cordones hidroexpansivos alrededor de los tubos. La actuación a ejecutar depende del caso concreto.

humedad paso muros

HUMEDADES POR LOS REMATES DE LA CUBIERTA CON LOS PETOS


Cuando la cubierta se encuentra con un paramento vertical, la impermeabilización debe subirse, según el actual CTE, 20 cm por encima del nivel de pavimento terminado (15 cm según anteriores normativas). Esta precaución sirve tanto para evitar la filtración de humedad a la planta inferior como para proteger el paramento vertical contra el salpiqueo. El solape de la impermeabilización debe siempre protegerse adecuadamente.

La reparación de este tipo de filtraciones exige lógicamente levantar el pavimento y solapar adecuadamente la impermeabilización con el paramento vertical afectado.

humedad muro

HUMEDADES A TRAVÉS DE CHIMENEAS DE VENTILACIÓN


Algo menos habituales, se deben a la filtración de agua por las rejillas de las chimeneas de ventilación debido a un mal diseño de la misma. Para repararlas habrá que investigar cual es el problema concreto en la misma.

humedad chimenea garaje

HUMEDADES PUNTUALES EN MUROS


También poco habituales, se deben a fallos puntuales de la ejecución de la impermeabilización. Habrá que porceder al excavado de las tierras en contacto con el muro para localizar el problema concreto, o bien intentar aplicar un revestimiento cementoso impermeable por el interior del sótano que sea capaz de trabajar en contra de la presión del agua.

IMGP3088

HUMEDADES DE CAPILARIDAD


Suelen darse con cierta frecuencia en edificios antiguos, y son más raras en edificios modernos. Consiste en la absorción por parte de los muros de la humedad del terreno, que asciende por los capilares de los mismos hasta evaporarse a una determinada altura, alrededor de 1 metro habitualmente. Hay que tener cuidado con no confundirlas con otros tipos de humedades.

Existen diversos modos de atajar este problema (electroósmosis, morteros macro y microporosos, barreras químicas, higroconvectores). El tratamiento más idóneo se deberá estudiar para cada caso.

IMGP3091

CONCLUSION


Estos son solo unos cuantos ejemplos de humedades “tipo” que nos podemos encontrar, obviamente, la casuística puede ser mucho más amplia.

En cualquier caso, recomendamos que cuando se detecten este tipo de filtraciones se intenten solucionar lo antes posible, ya que el agua no solo crea molestias a los usuarios y una mancha, sino que degrada los materiales que atraviesa, ya sea hormigón o acero, rebajando así la vida útil del edifico.

Lo que nunca debe hacerse es tapar las humedades con chapas de acero, canaletas o artilugios semejantes, ya que obviamente eso solo sirve para tapar visualmente el problema durante un tiempo (la degradación de la chapa de acero está asegurada) y dejarlo ahí agravándose y encareciendo la verdadera actuación de subsanación que tarde o tempreno deberá acometerse.

Como siempre, os invitamos a usar la sección de comentarios para exponer cualquier duda que tengáis con relación al tema aquí tratado. Intentaremos responderos lo antes posible.

Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.