Arquitecto para comunidad de propietarios

arquitecto para comunidad de propietarios

Este servicio pretende facilitar a las comunidades de propietarios y a los administradores de fincas la correcta conservación del edificio. Al contrario de lo que pueda parecer, este servicio bien realizado no supone un sobrecoste, ya que los honorarios del arquitecto se ven sobradamente compensados con el ahorro que este produce con su actuación, ya que:

  • Un problema detectado a tiempo siempre va a tener un coste de reparación menor que cuando ha causado daños en el interior de una vivienda. El más claro ejemplo de ésto es la detección y reparación de daños en la cubierta antes de que llegue a filtrarse al interior de una vivienda.
  • El arquitecto determina las soluciones para los problemas yendo a la raíz de los mismos, y dando soluciones duraderas que no vuelvan a causar daños en mucho tiempo, evitando de esta forma los "palos de ciego".
  • El arquitecto elabora documentación para licitar la obra, de forma que todas las empresas constructoras aporten sus presupuestos sobre la misma base. De esta manera, las comparaciones son inmediatas y es posible negociar precios sobre partidas concretas.
  • El arquitecto supervisa la obra, y ésta no se paga hasta la conformidad del mismo con los trabajos ejecutados.
  • El arquitecto puede elaborar una programación de mantenimiento a largo plazo, por lo que es posible planificar las convenientes derramas para financiar las obras, evitando tener que ir a fuentes de financiación externas.

Todo lo anterior, unido a las evidentes ventajas de uso y revalorización que conlleva tener un edificio bien conservado y mantenido hace que este sea un servicio atractivo de contratar para cualquier comunidad de propietarios.

Como siempre, os invitamos a usar la sección de comentarios para exponer cualquier duda que tengáis con relación al tema aquí tratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.