Construcción con madera

La madera constituye un material tradicionalmente empleado en la edificación. Para encontrar el origen de su empleo hay que remontarse a los primeros tiempos de la civilización, cuando las cabañas de los primeros asentamientos de la humanidad se construían con madera.

A partir de ahí, las diferentes civilizaciones han hecho evolucionar los antiguos sistemas constructivos con madera a lo largo de los siglos de forma distinta en función de las condiciones climáticas y sociales de cada zona. Por dicho motivo pueden apreciarse desde sistemas con madera muy sencillos a sistemas altamente complejos. En todo caso, en muchos lugares la madera sigue y debe seguir jugando un papel importante en el proceso edificatorio.

En España, la falta de un suministro regular de madera, unida al rápido desarrollo de otros materiales como el acero y el hormigón armado, han sido algunas de las causas de que, en el último siglo, la utilización de la madera en la construcción haya disminuido, quedando relegada a su uso en materiales de acabado de suelos o en puertas y ventanas, con la consiguiente pérdida de experiencia constructiva con este material a la hora de levantar estructuras.

Sin embargo la aparición de nuevas técnicas, el desarrollo de las maderas industriales y la preocupación por el medio ambiente están haciendo de la construcción con madera una alternativa real con igual o más prestaciones que el acero o el cemento.

chalet madera

Ventajas de la Construcción en Madera

  • La madera es un material natural, renovable y reciclable. Por tanto, se trata de un material abundante y disponible ilimitadamente siempre que se respete una gestión forestal adecuada que permita su explotación sin poner en peligro la existencia de la masa arbórea.
  • Al ser un material abundante, su coste es relativamente bajo. La sencillez de su extracción también contribuye a abaratar el coste de la misma.
  • Tiene un buen comportamiento como material de aislamiento térmico, aunque generalmente no se emplea para este fin ya que los aislantes sintéticos suelen aportar una mayor eficiencia. Sin embargo, se comercializan paneles de aislamiento térmico realizados con fibras de madera que son perfectamente aptos para el aislamiento de una vivienda.
  • La madera es un material ligero en relación con sus propiedades resistentes, lo que la hace muy competitiva en el terreno estructural. Por tanto las estructuras son más livianas y se requieren cimentaciones menores. Esta propiedad hace que su uso sea especialmente recomendable en rehabilitación, ya que su ligereza permite su empleo sin recargar las estructuras pre-existentes.
  • Su puesta en obra es sencilla, lo que permite reducir los tiempos de construcción y se evitan en gran medida los tiempos de secado.
  • Apta para toda clase de ambientes, incluido zonas cercanas al mar, si se protege adecuadamente.
  • La madera posee la belleza de los materiales naturales, permitiendo obras acabadas por sí mismas sin necesidad de revestimientos adicionales.

Puntos débiles de la madera

  • La madera es susceptible al ataque de hongos e insectos xilófagos (que se alimentan de la madera). El desarrollo de estos hongos exige en cualquier caso un contenido de humedad de la madera anormalmente alto, relacionado con fugas de las redes de fontanería y saneamiento o filtraciones desde el exterior. Sin embargo, si la madera está tratada correctamente con las técnicas actuales y el mantenimiento periódico es el adecuado, es un riesgo que se minimiza muchísimo.
  • La naturaleza de la madera hace que ésta sea inestable dimensionalmente, lo que conduce a variaciones volumétricas que afectan a sus dimensiones, juntas, uniones y ensambles. Para minimizar este efecto se han desarrollado técnicas de secado que reducen sus movimientos al mínimo.
  • Vulnerabilidad frente al fuego. La madera es combustible a temperaturas relativamente bajas en comparación con otros materiales, lo que tradicionalmente ha producido rechazo a su empleo en construcción porque se asimila su combustión con su resistencia. Esto no es exacto, ya que el entrar en combustión la madera crea una capa carbonizada exterior que protege el interior de la pieza, haciendo que el tiempo necesario para que pierda su capacidad resistente sea elevado. Además, apenas se produce dilatación térmica de las piezas, haciendo que la estructura permanezca estable durante el incendio y de tiempo a evacuar el edificio y a la actuación de los equipos de emergencia.

arquitecto chalet madera

Productos empleados en construcción con madera

La madera se emplea en construcción en diversos formatos, tanto para usos estructurales como no estructurales. Por lo tanto, podríamos establecer la siguiente clasificación:

Madera estructural:

  • Madera aserrada. Es la tradicional, obtenida directamente de los árboles, cortando su tronco en diferentes secciones, lo que puede limitar el tamaño de las vigas disponibles. Su resistencia varía en función de la especie y la calidad propia de cada ejemplar.
  • Madera laminada. Realizada mediante la unión de tablas de madera mediante adhesivos específicos. Carece de la belleza de la madera natural, pero permite la fabricación de piezas de cualquier tamaño y dimensión.
  • Madera microlaminada: Similar a la anterior, pero en vez de usarse tablas se usan chapas de madera para formar los elementos estructurales.
  • Madera contralaminada: Se presenta en forma de paneles multicapas formados por tableros de madera encolados de forma entrecruzada. Se emplea para formar elementos superficiales, como muros resistentes y losas de forjado.

Madera no estructural:

Su empleo puede ser muy diverso, tanto como materiales de fachada, cubierta, divisiones interiores, carpintería o elementos de acabado. Podemos encontrar:

  • Tableros de muy diverso tipo en función de su proceso de fabricación o del empleo que se le vaya a dar. Así podemos encontrar tableros de madera maciza, contrachapados, de partículas, de fibras, OSB, de madera-cemento….entrar a comentar cada uno de ellos excedería los objetivos de este artículo.
  • Paneles sándwich: están formados por un alma de material aislante y dos tableros de madera que lo encierran. Se emplean para cerramientos de construcción (cubiertas, fachadas). Admiten diversas variantes.
  • Paneles aligerados. Están formados por dos tableros exteriores, un bastidor perimetral y un alma ligera interior. Se emplea en fabricación de muebles, puertas, tabiquería ligera, y encimeras.
  • Carpintería: Nos referimos a los elementos que forman todo tipo de carpinterías exteriores e interiores, con sus diversas variantes.
  • Elementos de acabado: Se incluiría en este apartado las tarimas y Parquets de diverso tipo y revestimientos de paredes tanto para interior y exterior.

Sistemas estructurales con madera

El público está familiarizado con la madera como material de acabado o mobiliario, pero por regla general desconoce el empleo de la madera a la hora de levantar la estructura del edificio.

Básicamente, hay dos sistemas, según empleemos piezas lineales o superficiales.

Construcción a base de piezas lineales

estructura madera

Esta forma de construcción en madera consiste es fabricar entramados, es decir, estructuras utilizando piezas lineales (pilares, vigas, viguetas). Podemos distinguir entre entramados ligeros, aquellos donde se usan piezas, normalmente macizas, de tamaños o envergaduras limitadas. Y hablamos de entramados pesados cuando para la fabricación de estas estructuras se utilizan vigas de mayor espesor y longitud, generalmente realizadas con madera laminada.

Los entramados ligeros se usan sobre todo en viviendas unifamiliares de no más de dos plantas. Los entramados son recubiertos tanto exterior como interiormente con tableros, y los huecos entre elementos se rellenan con materiales aislantes que además permiten el paso de cableado y tuberías fácilmente.

Los entramados pesados, al permitir luces mayores, se emplean para edificios de mayor envergadura.

Construcción a base de piezas superficiales

panel clt

Como ya hemos dicho, los paneles de madera contralaminada son los que se emplean para conseguir piezas superficiales con características estructurales.

Los paneles de madera contralaminada son básicamente varias capas de tableros unidos en direcciones alternas. Con ellos se consiguen piezas de grandes dimensiones, excelente estabilidad y resistencia.

Las construcciones en madera contralaminada consisten en utilizar estos paneles para fabricar los diferentes elementos constructivos, que en este caso serán muros de carga y losas de forjado que formen los suelos y techos.

Esta técnica constructiva permite la fabricación de edificios de grandes dimensiones. Además presenta múltiples ventajas entre las que destacan un mejor aislamiento y reducciones considerables en los tiempos de construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.