Derrumbes de forjados en obras de rehabilitación

En los últimos meses hemos asistido a dos accidentes muy graves en dos importantes obras de rehabilitación integral de edificios que se estaban acometiendo en Madrid. Nos referimos a las que se llevaban a cabo en la C/ General Martínez Campos y en el Hotel Ritz.

Según la información ofrecida en los medios de comunicación, la causa de ambos accidentes es muy parecida: un forjado de las plantas superiores colapsa y en su caída arrastra a los que tiene debajo, provocando desgraciadamente muertos y heridos graves en ambas ocasiones.

¿Y esto como es posible?

Ambas obras eran emblemáticas, una en un edificio residencial en una de las zonas más caras de la capital y la otra en uno de sus hoteles de máximo lujo. Ambas obras contaban con presupuestos importantes, estaban dirigidas por arquitectos de renombre y con sobrada experiencia, ejecutadas por dos de las empresas constructoras más importantes del país…y sin embargo, algo ha fallado, con consecuencias fatales.

No tenemos vinculación alguna con las obras, ni con las investigaciones posteriores. Solo conocemos la información que ofrecen los medios de comunicación y que es accesible a cualquier ciudadano. Dado que estas noticias hacen mucho ruido cuando ocurren, pero luego no se habla más de ellas, se acaban desconociendo las verdaderas causas técnicas del derrumbe producido.

Nuestro objetivo con este artículo es analizar las posibles causas que han podido causar los derrumbes exclusivamente desde el punto de vista técnico, dejando de lado otros condicionantes como puedan ser la cadena de subcontratación, vigilancia de obra insuficiente, falta de formación ,etc….

El objetivo no es buscar culpables, que para eso ya están las investigaciones judiciales, sino invitar a nuestros lectores a una reflexión sobre el modo de ejecutar estas obras, que en muchas ocasiones son más delicadas de lo que parece, a fin de que nuestras precauciones durante las mismas aumenten y así evitar que estas cosas vuelvan a pasar.

Animamos a nuestros lectores a comentar las hipótesis planteadas así como a proponer otras nuevas

HIPOTESIS Nº 1. ACUMULACION DE CARGAS DE OBRA

Es la hipótesis más difundida por los medios en ambos casos. Se producen acopios en las plantas superiores del edificio que superan la capacidad de carga del forjado, el cual acaba cediendo. Para que esto suceda se deben dar alguna de las siguientes causas:

  • No se ha apuntalado el forjado que iba a soportar estos acopios, o bien el apuntalamiento era insuficiente, o bien no se ha llevado hasta el suelo.
  • Se ha estimado la carga que podía aguantar el forjado, pero éste se encontraba deteriorado y no se ha revisado su estado, por lo que su capacidad real de carga resulta menor de la estimada.
  • Ni se ha estimado la capacidad de carga, ni se ha apuntalado, ni se han tomado precauciones de ningún tipo a la hora de señalar las zonas donde acopiar los materiales.

HIPOTESIS Nº 2. ELIMINACION DE “MUROS” DE CARGA

Ponemos “muros” entre comillas ya que no pensamos que se haya tratado de una actuación incontrolada en muros de carga reales de los edificios, sino en tabiques reconvertidos en muros de carga por efecto de la deformación de los forjados de madera.

En efecto, las vigas de madera, al deformarse por efecto de las cargas y lo que se denomina “fluencia” pueden hacer entrar en carga a tabiques que inicialmente no estaban preparados para ello. Estos tabiques, aparentemente sin función estructural, se convertirían en muros de carga, cuya eliminación haría que el forjado siguiera deformándose y, en último extremo, colapsando si su estado era muy malo.

Esto se podría haber evitado con un adecuado apuntalamiento de todo el edificio durante las operaciones de demolición, y no retirándolo hasta que los forjados estén plenamente consolidados.

HIPOTESIS Nº 3. ADICION DE NUEVOS ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS

Una técnica habitual de refuerzo de forjados consiste en ejecutar una losa superior de hormigón que será la que asuma las cargas, quedando el forjado de madera antiguo colgado de ella sin funciones estructurales.

También es frecuente ejecutar una capa de compresión sobre las viguetas, de forma que se transforme el forjado de madera en uno mixto madera-hormigón.

En estos casos, es fundamental el apuntalamiento inferior del forjado hasta el suelo para la transmisión de la carga que supone el peso del hormigón hasta que fragüe. Si no se realiza este apuntalamiento, probablemente la carga del hormigón sea excesiva para el forjado y acabe colapsando.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.