El pasado 9 de febrero de 2012 fue aprobado el Plan de Rehabilitación Integral de Castilla y León.  Este documento pretende fijar los principios y objetivos de rehabilitación integral en Castilla y León, plantear estrategias de actuación y programas así como herramientas de valoración de las propuestas de nuevas áreas de rehabilitación integral (ARI) y renovación urbana (ARU).

El PRICyL pretende ser el cauce para la toma de decisiones sobre rehabilitación, estudiando en profundidad las potenciales Áreas de Rehabilitación Integral y de Renovación Urbana. Al respecto, se han aplicado los siguientes criterios:

  1. Puesta en valor del patrimonio cultural. La riqueza y la diversidad del patrimonio inmobiliario de Castilla y León es uno de los factores que singularizan y cualifican su territorio, tanto en las ciudades como en el medio rural.
  2. Apoyo al medio rural. El PRICyL se adecua a las características del medio rural de Castilla y León -baja densidad, envejecimiento, dispersión geográfica y administrativa, carencias en infraestructuras...-que le sitúan en desventaja frente al medio urbano.
  3. Mención especial a los corredores prioritarios en Castilla y León. En el PRICyL se contempla un apoyo especial al Camino de Santiago, el Corredor del Duero, la Calzada de la Plata y el Canal de Castilla.
  4. Atención a los barrios más desfavorecidos de nuestras ciudades. Estos barrios acumulan factores que se refuerzan entre sí -bajo nivel educativo, alto desempleo, escasos recursos. En muchos casos las viviendas son inadecuadas o incluso infraviviendas, especialmente en cascos antiguos y zonas periurbanas. En algún caso se concentra población inmigrante con dificultades de integración. Si no se promueven actuaciones para mejorar sus estructuras socio-económicas, los barrios desfavorecidos corren riesgo de degradación.

En el siguiente enlace se puede consultar su contenido.

Desgraciadamente, ha vuelto a ocurrir. La falta de una adecuada inspección de algunos elementos constructivos, junto con la errónea creencia de que "nunca pasa nada", han vuelto a producir derrumbes de elementos constructivos que causan víctimas mortales.

Benigembla llora la muerte de un niño aplastado por un muro

Derrumbe de una ladera en Almería

A fecha de agosto del año 2009, las principales estadísticas relativas al cumplimiento de la ITE en Madrid capital revelan que:

  • Desde el año 2000, 70.169 edificios han pasado la inspección técnica obligatoria.
  • Según el censo del Ayuntamiento, tendrían que haberse inspeccionado 89.341 inmuebles.
  • Un 45% de las fincas inspeccionadas necesitaban reformas.
  • Los distritos que aglutinan los edificios con más daños son Carabanchel, Latina y Puente de Vallecas.
  • El Ayuntamiento ha multado a 1.163 casas desde 2006. Sólo en 2008, 3.036 edificios se quedaron sin inspeccionar.
  • 37.033 viviendas han pedido una subvención para costear las obras de reforma tras un informe desfavorable.

El pasado 7 de julio fue publicado en el Boletín Oficial del Estado la disposición que establece la obligatoriedad de pasar la ITE en todos los edificios de España.

Según esta disposición, los edificios con una antigüedad superior a 50 años, salvo que las Comunidades Autónomas fijen distinta antigüedad en su normativa, destinados preferentemente a uso residencial deberán ser objeto, en función de su antigüedad, de una inspección técnica periódica que asegure su buen estado y debida conservación.

Leer la publicación del BOE completa (Artículos 21 y 22)