Elección de vidrios con criterios de aislamiento térmico

El vidrio es el elemento fundamental en el cerramiento si atendemos a la superficie ocupada. Su principal propiedad es la transparencia, permitiendo elevados aportes de luz natural que contribuyen al confort de la vivienda, sin comprometer sus prestaciones de aislamiento térmico. En la actualidad se comercializan como productos habituales vidrios para aislamiento térmico reforzado y protección solar que pueden ser combinados con otras prestaciones como son el aislamiento acústico, la seguridad, el bajo mantenimiento (autolimpiables) o el diseño y la decoración. Continuar leyendo “Elección de vidrios con criterios de aislamiento térmico”

Elección de marcos para ventanas con criterios de aislamiento térmico

Nuestros clientes muchas veces veces tienen dudas a la hora de elegir el tipo de material para los marcos de las nuevas ventanas que piensa instalar en su vivienda. A continuación vamos a ofrecer una breve exposición de sus características desde un punto de vista de comportamiento térmico. Continuar leyendo “Elección de marcos para ventanas con criterios de aislamiento térmico”

Mejorar el aislamiento térmico de los edificios por el interior

Trasdosado con aislamiento térmico incorporado

En un artículo anterior, comentamos el sistema de aislamiento térmico por el exterior de los edificios. A continuación vamos a comentar los sitemas existentes para actuar por el interior de la fachada del edificio, detallando sus ventajas e inconvenientes, así como la manera de proceder para ejecutarlos. Continuar leyendo “Mejorar el aislamiento térmico de los edificios por el interior”

Plazos para reclamar por vicios de construcción

reclamar vicios construccion

La Ley de Ordenación de la Edificación establece que las personas físicas o jurídicas que intervienen en el proceso de la edificación responderán frente a los propietarios y los terceros adquirentes de los edificios o parte de los mismos, en el caso de que sean objeto de división, de los siguientes daños materiales ocasionados en el edificio dentro de los plazos indicados, contados desde la fecha de recepción de la obra, sin reservas o desde la subsanación de éstas:

  • Daños estructurales: Durante diez años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales, y que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.
  • Daños constructivos: Durante tres años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad del mismo.
  • Daños de acabado: En el plazo de un año, el constructor también responderá de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.

El plazo previsto para proceder a la reclamación frente a estos daños es de dos años a contar desde la fecha de aparición de los defectos.

Una observación importante a tener en cuenta con respecto a los daños estructurales es que, para que se encuentren dentro del plazo de 10 años de garantía, es necesario que comprometa la estabilidad y resistencia mecánica del edificio. Si no es así, se entendería como defecto constructivo, y el plazo para reclamar por el mismo sería tan solo de 3 años.

Como siempre, os animamos a que expongais cualquier duda relativa a este tema en la sección de comentarios. Intentaremos darle respuesta lo antes posible.