Un buen mantenimiento de la vivienda puede ahorrar hasta el 40% de gastos

Comprar un piso implica desde su primer día un gasto de dinero: su mantenimiento. El propietario puede ser constante y llevar a cabo su mantenimiento con regularidad o, un método más español, dejarlo todo para última hora: la fecha inevitable de la ITE (Inspección Técnica de Edificios).

Sin embargo, empresas del sector aseguran que el mantenimiento de una vivienda puede llegar a ahorrar hasta el 40% del gasto a los diez años. Defienden que esta actuación continuada es mejor económicamente que si solo se actúa de manera correctiva cuando aparece la incidencia, especialmente en los edificios de más de 50 años.

Leer la noticia completa