deberes del autopromotor

Ya hablamos en un artículo anterior de cuáles eran los derechos del autopromotor. Ahora, vamos a adentrarnos en cuáles son sus deberes.
...continúa leyendo "Tus deberes como autopromotor"

CTE

En este post vamos a hablar del principal marco normativo de carácter técnico que ordena la construcción en España, centrándonos en inidicar cuales son sus principales repercusiones a la hora de construir una vivienda en régimen de autopromoción.
...continúa leyendo "El CTE y la construcción de un chalet unifamiliar en autopromocion"

seguro-chalet

En el siguiente artículo vamos a abordar los diferentes tipos de seguros que un autopromotor puede contratar durante el proceso de construcción de su vivienda. Se debe advertir que, en el caso de autopromoción de vivienda unifamiliar, ninguno de ellos es obligatorio, aunque pueden ser muy recomendables a fin de cubrir ciertos riesgos asociados a la construcción.

El seguro decenal

Es obligatorio en promociones inmobiliarias de viviendas destinadas a la venta, pero no así en el caso de la autopromoción de vivien da para uso propio. Ojo! Esto implica que la vivienda no se puede vender a un tercero durente sus 10 primeros años de vida, a no ser que el seguro se contrate a posteriori, lo cual puede ser muy complicado.

Este seguro está orientado a cubrir cualquier daño que aparezca en el edificio durante sus 10 primeros años de vida y que afecte a sus elementos de cimentación y estructurales y que comprometan la resitencia y estabilidad del edificio.

Este seguro se debe contratar antes de iniciar la ejecución de la obra. Las compañías aseguradores exigen la contratación de una OCT, que es una empresa de auditoría de riesgos que controla tanto el proyecto como la ejecución de la obra. Por tanto, contratar este seguro implica el pago de 2 conceptos diferentes: el control técnico del proyecto por un lado y el coste propio del seguro por otro.

El seguro todo riesgo a la construcción.

Garantiza los daños y pérdidas materiales que sean consecuencia directa de una causa súbita, accidental e imprevisible, cualquiera que sea su procedencia, incluidos los riesgos de la naturaleza, el robo de materiales, los gastos ocasionados y necesarios de desescombro y/ó demolición de la obra.

Dentro de esta modalidad se pueden asegurar los equipos y maquinaria empleados para la construcción, así como los bienes pre-existentes y los efectos personales de los empleados y obreros.

Seguro de responsabilidad civil.

Mediante esta cobertura se garantiza el pago de indemnizaciones de las que el promotor estuviera obligado a responder frente a terceros como consecuencia de daños accidentales causados durante la realización de la obra o por causa de la misma.

Como siempre, os animamos a que expongais cualquier duda relativa a este tema en la sección de comentarios. Intentaremos darle respuesta lo antes posible.