Lesiones fachadas ladrillo

Las fachadas de ladrillo visto son uno de los tipos de fachada más abundantes en nuestras ciudades, por lo que resulta importante conocer las lesiones más frecuentes que les suelen afectar, con el objeto de ayudar a su conservación y mantenimiento.

Tradicionalmente, su uso más extendido ha sido en muros resistentes, y durante muchos años ha sido considerado, en edificación, como un material destinado a ser revestido posteriormente. Hay que llegar al siglo XIX para aceptar de forma definitiva al ladrillo como material de fachada a la vista, y especialmente a partir de la segunda mitad de este siglo en que, gracias a la incorporación de la industria en la producción de ladrillos, permite obtener una material muy resistente a la intemperie que facilita su aceptación definitiva para los acabados de las fachadas urbanas. ...continúa leyendo "Lesiones habituales en fachadas de ladrillo visto"

Entramado vertical madera y ladrillo

Los entramados verticales, también denominados telares, se emplean fundamentalmente para cumplir dos funciones estructurales: transmisión de las cargas verticales procedentes de los entramados horizontales o crujías superiores y resistencia al abatimiento de las líneas de carga, a las que sirve de diafragma, frente a la aplicación de empujes laterales o desestabilización de su base de sustentación. Ambas funciones se pueden simultanean cuando el entramado vertical se interpone entre dos crujías de direcciones perpendiculares.

El entramado de muro permite reducir la sección de muros de carga y diafragma. La resistencia se transmite de los forjados a las carreras, y de éstas a los pies derechos. El cuajado de fábrica forma cuarteles que permiten utilizar reducidas escuadrías de madera. Si estas escuadrías se adoptaran en pórticos exentos frente a las mismas solicitaciones, experimentarían pandeos y flechas por razón de su luz y su esbeltez.

El cuajado de fábrica aporta rigidez al conjunto frente a las acciones de fuerzas verticales y horizontales, pero, en modo alguno, está destinado a soportar directamente las cargas por degradación o ausencia de la armadura leñosa del entramado.

El reducido espesor que pueden adoptar los elementos de diafragma en comparación con el correspondiente de las divisiones verticales en lo edificios antiguos puede prestarse a confusión al identificarlos con lo que actualmente se denominan tabiques.

Como siempre, os animamos a que expongais cualquier duda relativa a este tema en la sección de comentarios. Intentaremos darle respuesta lo antes posible.

Google+