Daños causados por suelos expansivos

daños suelos expansivos

daños suelos expansivos

Los suelos expansivos son suelos de naturaleza arcillosa capaces de experimentar grandes cambios de volumen cuando cambia su contenido de humedad. Al desecarse, se produce una retracción, mientras que cuando toman agua, se produce un proceso de hinchamiento. Estos cambios de volumen pueden originar movimientos inadmisibles en la cimentación que pueden dar lugar a la aparición de grietas importantes, desplomes, giros del edificio, derrumbamientos parciales o totales, etc… Continuar leyendo “Daños causados por suelos expansivos”

Plazos para reclamar por vicios de construcción

reclamar vicios construccion

La Ley de Ordenación de la Edificación establece que las personas físicas o jurídicas que intervienen en el proceso de la edificación responderán frente a los propietarios y los terceros adquirentes de los edificios o parte de los mismos, en el caso de que sean objeto de división, de los siguientes daños materiales ocasionados en el edificio dentro de los plazos indicados, contados desde la fecha de recepción de la obra, sin reservas o desde la subsanación de éstas:

  • Daños estructurales: Durante diez años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales, y que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.
  • Daños constructivos: Durante tres años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad del mismo.
  • Daños de acabado: En el plazo de un año, el constructor también responderá de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.

El plazo previsto para proceder a la reclamación frente a estos daños es de dos años a contar desde la fecha de aparición de los defectos.

Una observación importante a tener en cuenta con respecto a los daños estructurales es que, para que se encuentren dentro del plazo de 10 años de garantía, es necesario que comprometa la estabilidad y resistencia mecánica del edificio. Si no es así, se entendería como defecto constructivo, y el plazo para reclamar por el mismo sería tan solo de 3 años.

Como siempre, os animamos a que expongais cualquier duda relativa a este tema en la sección de comentarios. Intentaremos darle respuesta lo antes posible.

 


Corrosión en estructuras de acero

Corrosión en aceroUna patología inherente al acero y, desde luego la que se presenta con mayor frecuencia, es la corrosión metálica, que en la mayoría de los casos es producto de la acción del óxigeno contenido en el aire o en el agua sobre una estructura de acero sin tratar.

Para determinar el nivel de proceso de corrosión del acero, podemos considerar cuatro estadio progresivos:

  • Oxidación puntual superficial.
  • Capa de orín en superficie.
  • Exfoliación. El perfil se entumece y pierde cohesión, adoptando una estructura exfoliada en capas fácilmente separables.
  • Vaciado interior. la sección del nucleo central se vacía y el perfil aumenta su volumen, adoptando una textura hojaldrosa y que puede disgregarse manualmente.

Los dos primeros estadios son reparables. Para ello es necesario eliminar la capa de óxido por medios abrasivos, y proceder a la aplicación de una imprimación antioxidante.

Si observáramos que el proceso de corrosión ya se ha iniciado, pero aún es leve, se deberá aplicar un producto pasivante sobre el elemento dañado. De esta manera conseguimos estabilizar el metal y detener el avance de la corrosión. Posteriormente podremos aplicar una imprimación antioxidante.

Si llegáramos a los estadios tercero y cuarto, la lesión ya sería de gravedad, y requerirá, aparte de las actuaciones anteriores, el refuerzo del elemento afectado, o incluso su sustitución.

Zona ITE Arquitectos

Reclamaciones por vicios de construcción

” La vivienda es normalmente la adquisición más importante y costosa en la vida de una persona, de manera que por su cualidad de bien esencial para el desarrollo de la vida resulta indispensable su especial protección y la de los consumidores que la adquieren.” 

Esta cita, extraida de una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, consagra la defensa que la justicia realiza de aquellas personas que adquieren una vivienda y al cabo de unos pocos años se manifiestan defectos en el edificio.

Esta defensa queda fundamentada en los plazos de garantía que establece la Ley de Ordenación de la Edificación en su Art. 17 para los distintos agentes intervinientes en la construcción del edificio.

Para iniciar el proceso de reclamaciones, es fundamental contar con un informe pericial bien fundamentado, ya que es el texto que servirá de base para la demanda que preparará el equipo jurídico.

La redacción de este tipo de dictámenes es en la actualidad una de nuestras principales fuentes de trabajo, debido a que os edificios construidos durante los años del boom inmboliario no siempre se hizo con las debidas garantías de calidad, lo que acarrea que en la actualidad se estén manifestando numerosos vicios de construcción que hasta ahora habían permanecido ocultos.

Como siempre, os invitamos a usar la sección de comentarios para exponer cualquier duda que tengáis con relación al tema aquí tratado. Intentaremos responderos lo antes posible.

Si te ha interesado este artículo, también te puede interesar: