El Ayuntamiento de Galapagar ha aprobado en sesión plenaria una nueva ordenanza reguladora de la Inspección de Edificios (ITE) que entrará en vigor a partir del próximo año 2013, cuyo objetivo es detectar posibles deficiencias de inmuebles y solventarlas para garantizar su seguridad.

Con esta ordenanza, Galapagar se adapta a la legislación actual en esta materia y establece un calendario de inspecciones técnicas periódicas de los diferentes edificios y construcciones. De esta manera, desde el año 2013 serán objeto de inspección los edificios y construcciones de más de 30 años que, a juicio de los técnicos municipales, no reúnan las condiciones mínimas de seguridad, salubridad, accesibilidad, ornato público y decoro, para preservar las condiciones requeridas para la habitabilidad o el uso efectivo.

Según explica el Consistorio en un comunicado, en el año 2014 serán objeto de inspección los edificios y construcciones de antigüedad igual o superior a 50 años. Ya en el año 2015 será el turno de aquellos edificios con antigüedad igual o superior a 40 años e inferior a 50 y, finalmente, en el año 2016 las inspecciones serán para los que tengan una antigüedad igual o superior a 30 años e inferior a 40.

Para poder regular adecuadamente todo este procedimiento, en el plazo de seis meses a contar desde la entrada en vigor de esta Ordenanza se pondrá en marcha el Registro de Edificios y Construcciones del Ayuntamiento de Galapagar, como un registro de naturaleza administrativa en el que se inscribirán los edificios y construcciones de más de 30 años de antigüedad desde la fecha de terminación de las obras de nueva planta o de la ejecución de una rehabilitación con reestructuración general.

3

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado una nueva Ordenanza reguladora de la ITE (Inspección Técnica de Edificios) que trae importantes novedades, entre las que figuran:

  • El incumplimiento del deber de conservar puede acarrear multas de hasta 3.000 €.
  • Se crea un nuevo registro de edificios para verificar el cumplimiento del deber de conservar.
  • Se incluyen las condiciones de decoro y de ornato de la fachada y las condiciones de accesibilidad del edificio entre los aspectos que debe analizar la ITE.
  • Se incluye un estudio del comportamiento térmico del edificio.
  • Ante una inspección desfavorable, los titulares tendrán un plazo de 2 meses para solicitar la correspondiente licencia de obras.

Los aspectos relacionados con el comportamiento térmico no influyen en el resultado de la inspección, quedando éste supeditado a los apartados de:

  • Cimentación y Estructura.
  • Fachadas exteriores, interiores y medianerías, incluyendo sus condiciones de decoro y ornato público.
  • Cubiertas y azoteas.
  • Fontanería y Saneamiento.
  • Accesibilidad.

Por tanto, las principales novedades que trae esta nueva ordenanza de ITE son el aumento de las multas a aquellos propietarios que no cumplan con este trámite y la obligatoriedad de comenzar las obras derivadas de las ITEs desfavorables en un plazo de 2 meses, en lugar de tener que esperar la Orden de Ejecución, lo que acababa provocando una importante dilatación de los plazos, ya que esta Orden muchas veces se demoraba más de 6 meses.

QUÉ HACER PARA PASAR LA ITE

Para pasar la ITE, los propietarios deben realizar dicho encargo a un técnico con competencias en el asusnto, fundamentalmente Arquitectos y Arquitectos Técnicos. El técnico visitará su domicilio y emitirá el correspondiente informe que podrá ser:

  • FAVORABLE, si el edificio no tiene desperfectos o daños que afecten a su seguridad constructiva o estanqueidad.
  • DESFAVORABLE, si el edificio sí presenta estos daños.

Este informe se recoge en unos impresos oficiales que se registran en el Ayuntamiento. El visado de los impresos por parte de los Colegios Profesionales es voluntario.

Una vez registrado el informe, queda cumplimentada la obligación de pasar la ITE, naciendo, para los casos de ITE DESFAVORABLE, la obligación de subsanar las lesiones encontradas solicitando licencia de obras en un plazo no mayor de 2 meses, tal y como ya hemos dicho.

UNA ALTERNATIVA: LA PRE-ITE

Una opción posible es realizar las obras de reparación de forma previa a pasar la ITE, de modo que esta se realice directamente de modo FAVORABLE.

Para ello, es recomendable que contraten la PRE-ITE a un técnico que sea independiente de cualquier empresa constructora, a fin de evitar que existan conflictos de intereses que impidan la realización de un informe imparcial.

Si la PRE-ITE fuera FAVORABLE, se puede pasar a hacer la ITE FAVORABLE directamente, ya que no habría lesiones que solucionar.

En cambio, si la PRE-ITE fuera DESFAVORABLE, deberán ustedes pedir presupuestos a varias empresas constructoras a fin de elegir a la que más les convezca. En este punto es muy importante la colaboración del técnico que realizó la PRE-ITE, a fin de concretar al máximo los trabajos a realizar, y de efectuar una supervisión técnica de la obra para poder pasar a posteriori la ITE de forma FAVORABLE sin mayores problemas.

Para poder realizar esta operación con tiempo suficiente, es importante contratar la PRE-ITE con antelación, para que de tiempo a hacer la obra y todos los trámites antes de agotar el plazo. Para ello, es recomendable contratar la PRE-ITE de forma previa al verano.

Como siempre, os invitamos a usar la sección de comentarios para exponer cualquier duda que tengáis con relación al tema aquí tratado. Intentaremos responderos lo antes posible.