Aislamiento acústico entre vecinos

aislamiento acustico

Una de las quejas más habituales en el mundo de la edificación es la falta de aislamiento acústico en las paredes que separan a unos vecinos de otros, lo que llega a provocar en muchas ocasiones que se transmitan ruidos entre viviendas, llegando en algunos casos límite a entenderse perfectamente las conversaciones del vecino.

Hay varios motivos que pueden originar ésto:

  • El escaso espesor de los tabiques separadores entre viviendas, especialmente en edificio antiguos.
  • La transmisión del ruido entre dos ambientes puede establecerse no solamente por el paramento que lo separa, sino también a través de múltiples puentes acústicos como falsos techos o suelos conectando espacios distintos, instalaciones que atraviesasn paramentos, rozas, cajas de mecanismos eléctricos, rejillas, uniones mal selladas, grietas, etc…
  • Además del sonido que atraviesa directamente la pared, también se producen transmisiones indirectas a través de los empotramientos del elemento constructivo con otros elementos. Se trata de trasmisiones del ruido que atraviesa un determinado elemento constructivo a través de los que acometen a él, ya sean otros muros, tabiques, forjados, etc…

Sin embargo, el principal motivo de que se produzcan estas transmisiones es el hecho de que un elemento constructivo presenta un aislamiento acústico diferente en función de la frecuencia del sonido que se pretende aislar, de manera que el aislamiento acústico es menor a bajas frecuencias (sonidos graves) que a altas (sonidos agudos). Además, existen determinadas frecuencias críticas en las que el aislamiento acústico del elemento constructivo baja considerablemente, dejando pasar todo el sonido emitido a dicha frecuencia entre las habitaciones que separa.

Solucionar este problema no es fácil y, sobre todo, no existen soluciones milagrosas que eliminen completamente los ruidos. Se debe actuar pensando en que lo que queremos aumentar es el aislamiento a bajas y medias frecuencias.

Para ello, podemos usar paneles compuestos por dos mantas de lanas minerales con una lámina bituminosa de alta densidad entre medias, pegados directamente a la pared que queremos aislar y, si es posible, a las colindantes, siempre respetenado las instrucciones de montaje del fabricante. Estos panales deberán recubrirse con trasdosados de placas de yeso laminado.

Obviamente, esta operación implica perder espacio útil en el interior de la habitación que queremos aislar.

En cualquier caso, es necesario hacer un estudio específico de cada caso concreto.