¿Su edificio está en un Área de Rehabilitación Integrada?

Si es así, está de enhorabuena, porque la EMVS de Madrid ofrece importantes ayudas a la rehabilitación de edificios, que pueden llegar a cubrir hasta el 70% de los gastos, según los casos.

Las actuaciones subvencionables pueden consistir en:

Obras en los elementos comunes. Son aquellas actuaciones dirigidas a alcanzar la adecuación estructural del edificio – considerando como tal, las obras que proporcionen condiciones de seguridad constructiva y de accesibilidad – y la adecuación funcional – considerando como tal la realización de las obras que proporcionen condiciones suficientes de acceso, estanqueidad frente a la lluvia y humedad, aislamiento térmico, redes generales de agua, gas, electricidad, telefonía, saneamiento, servicios generales y seguridad frente a accidentes y siniestros, así como obras destinadas al ahorro energético y la sostenibilidad -.

Obras de adecuación de habitabilidad de las viviendas. Las dirigidas a alcanzar condiciones mínimas de habitabilidad, considerando como tales las referidas a la superficie útil, distribución interior, instalaciones de agua, electricidad, gas y protección contra incendios, ventilación, iluminación natural y aireación, aislamiento térmico y acústico, servicios higiénicos e instalaciones de cocina, ahorro energético y supresión de barreras arquitectónicas.

Además de estas subvenciones, usted se puede beneficiar del IVA reducido al 8% y de la desgravcación del 20% del importe gastado en la declaración del IRPF. Todas estas circunstancias hacen que este sea un momento idóneo para rehabilitar su edificio.

Consulte aquí cuales son las zonas incluidas en las Áreas de Rehabilitación Integradas de Madrid capital.

 

Préstamos para rehabilitar edificios

Se allana el camino a la financiación de las comunidades de propietarios para obras en sus edificios. El reciente Real Decreto-ley aprobado de medidas de apoyo a los hipotecados también reconoce, en su artículo 20, la capacidad jurídica de estas comunidades para la realización de todas las operaciones relacionadas con la rehabilitación, incluidas las crediticias. Es decir, desde el pasado 1 de julio, basta con la firma del presidente para acceder a préstamos para estos fines y no del 100% de los dueños de los pisos. Un “primer e importante paso”, según administradores de fincas y fuentes judiciales, hacia su reconocimiento pleno como persona jurídica -“una histórica reivindicación”-.

Desde la fecha señalada, una entidad financiera no puede dar ya directamente con la puerta en las narices al presidente de la comunidad alegando necesitar la firma de todos los comuneros para la obtención de un crédito. El Ejecutivo, dentro de su estrategia por impulsar la rehabilitación, ha dotado de capacidad jurídica a estos representantes para que estos, con el visto bueno previo de la junta de propietarios, puedan solicitar individualmente el respaldo económico necesario para ejecutar las obras de mejora en sus inmuebles. Eso sí, sólo y exclusivamente para estas actuaciones.

Leer la noticia completa

Si este artículo le ha interesado, también le puede interesar

Casi la mitad de los edificios no superan la ITE en Madrid

La mayoría de los madrileños piensan que su casa es absolutamente segura. Pero la realidad es que casi la mitad de los edificios de más de 30 años de la capital deben ser reparados por la aparición de grietas, de goteras o, incluso, de problemas estructurales que pueden derivar en un derrumbe. Concretamente, el 44,6% de los inmuebles de Madrid no superan la Inspección Técnica de Edificios (ITE), según datos facilitados por el área municipal de Urbanismo.

Desde 2000, el Ayuntamiento obliga a pasar la ITE a los edificios de más de 30 años. En ese tiempo han pasado este examen 69.430 inmuebles, casi tres cuartas partes de las construcciones de la ciudad. Las mayores deficiencias se han encontrado en Centro, donde el 61% de las inspecciones acaban con resolución desfavorable. Tampoco salen bien parados los pisos de Arganzuela, Chamberí o Tetuán (ver tabla). La ley obliga a los edificios con dictámenes negativos a hacer reformas urgentes para evitar el colapso.

Leer la noticia completa

Solucionar humedades en sótanos

Las construcciones enterradas antiguas suelen presentar problemas de humedades debidos a la falta de impermeabilización de sus muros en la cara en contacto con el terreno. La falta de conocimientos o de tecnología adecuada son las causas que explican esta falta de impermeabilización.

La continua exposición de los muros a las humedades del terreno junto con la falta de ventilación de los mismos originaban que estos espacios resultaran inhabitables y solo aptos como lugares de almacenamiento.

Si se quiere solucionar este problema, la solución más rápida es aplicar un impermeabilizante de base cementosa por la cara interior de los muros, que sea capaz de actuar tanto a favor como en contra de la presión del agua. De esta forma, se consigue solucionar el problema evitando tener que hacer costosas excavaciones en el exterior del edificio.

La aplicación de estos productos debe realizarse por empresas especializadas, y prestando especial atención a los puntos singulares que puedan encontrase en cada caso en concreto.

Como siempre, os animamos a que expongais cualquier duda relativa a este tema en la sección de comentarios. Intentaremos darle respuesta lo antes posible.