El Ayuntamiento de Toledo acoge como una buena noticia la puesta en marcha durante el próximo mes de julio de la inspección técnica de edificios (ITE), que afectará a los inmuebles de más de cincuenta años de los municipios de más de 25.000 habitantes. El Real Decreto 8/2011 de 1 de julio establece que este tipo de inmuebles tendrán que pasar una ITV parecida a la de los coches. La supervisión de los edificios se hará cada cinco años y estará a cargo, una vez que el propietario reciba la notificación del Ayuntamiento, de un técnico competente, que revisará el estado de la fachada, la cubierta, patios, zonas comunes y otras instalaciones, para determinar que se cumplen las condiciones mínimas de seguridad, salubridad, accesibilidad y eficiencia energética.

Leer la noticia completa