Una manera de proteger la madera

En un gran número de rehabilitaciones de inmuebles, se detectan patologias en elementos de madera, tanto en los elementos estructurales como en los elementos de cubierta. Estas patologias suelen aparecer a la hora de acometer obras o cuando se realiza un informe de inspección técnica de la edificación o ITE.

La durabilidad de la madera, incluso la de la más resistente, no impide por si sola el deterioro causado por agentes bióticos o atmosféricos.

Estas circunstancias pueden evitarse con la aplicación de un producto protector y un adecuado sistema de aplicación en profundidad como es el tratamiento en AUTOCLAVE.

El proceso empleado en el autoclave ejerce un vacío que permite extraer el aire del poro en la madera para después introducir a presión un producto protector a base de sales hidrosolubles, hasta conseguir que la penetración sea profunda. Una vez concluido el proceso se realiza un vacío final para extraer el líquido sobrante y evitar exudados futuros del producto protector.

Como siempre, os animamos a que expongais cualquier duda relativa a este tema en la sección de comentarios. Intentaremos darle respuesta lo antes posible.